Dulcemente me mata

Como siempre que me pongo a escribir, me acabo de tomar un café. Con azúcar. Qué le voy a hacer, soy un temerario. A tenor de lo que se lee por ahí, me consta que me estoy jugando el pellejo alegremente. Porque según los cánones (hoy), tomar azúcar equivale a una muerte lenta y dolorosa.... Leer más →

Anuncios

Rolando versus Ronaldo

Conocí a Rolando hace treinta años y un mes. Ya era viejo, por aquel entonces. Rolando, me refiero. Me enganché a él desde el primer día. Sabía desde el principio que iba a suceder. Era uno de los libros que me aprovisiono al comienzo del verano. El nombre prometía. La Torre Oscura. "El hombre de... Leer más →

Cada cuarenta y ocho de julio

5 de abril. Mi último post lo escribí un 5 de abril. De 2016. Desde entonces, no había escrito ni una palabra. 474 días de espacio en blanco son muchos para alguien que sufre de una irrefrenable diarrea narrativa, pese a esta prosa tan retorcida que se empeña en huir de temas de esos de... Leer más →

Imprescindibles versus Impresentables

Nadie es imprescindible. Seguro que tú también has oído esta frase alguna vez. Es una de esas sentencias que reptan por los ambientes laborales ofreciendo deliciosas manzanas verdes a diestro y siniestro. Nadie es imprescindible es una fórmula laboral que equivale a decir: "recuerda que te podemos dar la patada cuando nos salga de los... Leer más →

Si #Leoncomegambas, hombre blanco corta cabeza

Ser así de sencillo. No tener más vuelta de hoja de parra: si tu hacer #leoncomegambas, lo menos que poder hacer hombre blanco, es aplicar machete; ser comprensible, carajo. Porque, la verdad, ¡no haber derecho! Uno pasar todo el día trabajando duramente tumbado en estepa caliente para ganarse merecido plato de lentejas, llegar a casa destrozado,... Leer más →

A tanto el kilo de palabras

Mientras os escribo esto, Sandra, mi hija mayor de 10 años, representa a su colegio en un concurso de redacción de la Comunidad de Madrid. Esta mañana la he visto marcharse al colegio la mar de tranquila, como si no tuviera importancia, como si le diera igual. Que se que no. Supongo que ella sabe... Leer más →

Castañas para Diciembre

Diciembre siempre ha sido un tipo un tanto bipolar; todo el mundo sabe que es de naturaleza vivaracha y socarrona, pero eso no quita para que cada mañana se despierte huraño y legañoso y sin muchas ganas de trabajar, como esos días en los que entregarías tu reino a cambio de un rato más de cama.... Leer más →

El arte perdido de la lectura

Termino de releer, tal vez por millonésima vez, el prólogo de Todo Es Eventual, el recopilatorio de relatos que publicó Stephen King en el lejano e idílico 2001. Tal vez alguno de vosotros tambien lo tengáis en vuestra biblioteca ya que fue todo un bestseller en su momento, como todo lo que toca el genio de... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑