Carta a mi hija Isabel en su primer día de escuela

Querida Isabel: Acabas de dar tu primer paso en el camino de tu formación y tu educación. Te felicito por ello. Hace apenas unos días no eras más que un pequeño revoltijo de brazos y piernas que me miraba sorprendida con esos ojos enormes desde su cuna en el nido y, hoy ya te has... Leer más →

Anuncios

Lo peor que le puede pasar a un suegro

 A mi suegro le han dado recientemente una de las peores noticias que se le pueden dar a un hombre. Andrés – le dijo el médico, muy serio, mirándole fijamente a los ojos –, definitivamente te tienes que poner a dieta. Y se quedó tan campante el hombre. El médico, me refiero. A mi suegro... Leer más →

Tardes de lluvia en Verano

Las lluvias de verano siempre me abren una ventana directa a mi niñez. No se muy bien a qué extraño motivo responde mi memoria, pero el sentir de la lluvia veraniega desde mi ventana suele venir acompañado de un billete de doble sentido en el tiempo hacia un pasado al que no visito con demasiada... Leer más →

Vini, vedi, bloggi

Dicen que el movimiento se demuestra andando. Y el primer paso siempre es el más difícil. Bueno, eso es lo que dicen. En mi caso, el miedo escénico a la hoja blanca — o a la pantalla blanca, para lo que es el caso — nunca existió. De hecho, los que me conocen me acusan... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑