Un Regalo para San Valentín

Kurt avanzó por la atestada avenida haciendo caso omiso a la muchedumbre que le rodeaba. A esa hora ya eran centenares los vecinos que desfilaban rumbo al sur, como lemings camino al patíbulo. Solo él caminaba contra sentido. De vez en cuando, alguna explosión en las calles laterales a la avenida alteraba su paso, pero enseguida... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑