Judas, el del Quinto B

Se conocieron en el curro de ella una gélida noche de agosto. Angustias apuraba su enésima copa de champagne y, escondido en el último sorbo, estaba Judas. Lo suyo fue sexo a primera vista. Él le prometió una vida nueva en un contrato escrito sobre papel de fumar. Ella aceptó porque no sabía leer, y... Leer más →

Como Tantas Veces

En las contadas ocasiones en las que se cruzaban, ella se aventuraba a preguntarle cómo se encontraba, en un interrogatorio realizado a la ligera a mitad de camino entre la curiosidad más morbosa y la compasión maternal. Él, invariablemente, siempre bajaba la vista al suelo, oteaba en su interior y esculpía rápidamente una respuesta conciliadora,... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑