Si #Leoncomegambas, hombre blanco corta cabeza

Ser así de sencillo. No tener más vuelta de hoja de parra: si tu hacer #leoncomegambas, lo menos que poder hacer hombre blanco, es aplicar machete; ser comprensible, carajo.

Porque, la verdad, ¡no haber derecho! Uno pasar todo el día trabajando duramente tumbado en estepa caliente para ganarse merecido plato de lentejas, llegar a casa destrozado, arreglar leonera, cocinar carroña al pil-pil, acostar a Simba para que seguir dando la coña a angel felino de la guarda y, cuando por fin, acostar tranquilamente en sofá con mantita de cuadros frente a caja-tonta-que-emitir-cosas-raras para descansar un rato al final de jornada… ¡¡zass!! Uno, encontrarse con receta de leóncomegambas. Mi pasar toda la noche sudando y con escalofríos; no poder dormir; pesadillas impedírmelo. ¡Peor que cuando encontrarme portada de Interviu con Belén Esteban!.

leon

A veces, hombre blanco ser un poco gilipollas, la verdad. Mi llevar ejerciendo de león desde hace un huevo de avestruz. Y mi padre, anteriormente. Y el padre de mi padre. Y así, hasta remontarse a los tiempos en que Madre Tierra y Padre Sol parir a Madre Selva, cuando solo existir bajo la luna, estrellas, sabana y Jordi Hurtado. Y mi poder jurar, sin temor a equivocarme, que en toda mi puta vida haber probado jamás una sola gamba. ¿Dónde haberse visto semejante tonteria?

Otra. Mi ser capaz de derribar búfalo grande de cacebazo supino. Mi ser capaz de tumbar gorila con golpe de cabeza. Mi ser capaz de levantar por los aires rinoceronte a testarazos. Mi, ser el Santillana de la jungla. O el Zidane. Mi tener la cabeza mas grande del reino animal, después de sahib Kiko Rivera. Y mi, no tener cabeza de patata. Y menos aún, tener cabeza de patata cruda. Ser un insulto a rey de la selva. A mí, haberme dejado modo #Masterchof…

Rey de la Selva tener cabeza dura con pelaso Pantene. O, a lo sumo, tener cabeza blanda de patata gallega bien hervidita, con su puntito de sal y su pimentón. Pero nunca tener cabeza de patata cruda. ¡Ay, Mandinga! ¡¡Que venga Tarzán y lo vea!!

Y tres. ¿Qué demonios ser pimiento rojo? Yo conocer solomillo de gacela Thompson (como transistor del Dr. Livingstone), solomillo de cebra, solomillo de jirafa, solomillo de hiena y solomillo de turista. Pero en mi vida haber oído hablar de pimiento rojo. En Mercadonas de Kenia no haber pimientos rojos, eso ser comida propia de watutsis, que pasarse todo el día obsesionados con Operación Bikini. Pero león cagarse en pimientos rojo. Cuando león querer comer hierba, león comer vaca, que ser hervíboro. Y punto en colmillo.

Por eso, mi estar de acuerdo con hombre blanco mandíbula-mastica-piedras, hombre blanco pelitos-ay-que-romperme y mujer blanca con mirada de chamán que fuma raro, cuando mandar a cachorro de hombre blanco rarito a freir morcillas a su puta casa. Porque si cachorro hacer gilipollez emplatada tamaño leoncomegambas, cachorro ser muy tonto. Y llorón, por cierto.

#Masterchof

El problema de hombre blanco es que, desde cachorros, nunca decir qué estar bien y qué estar mal, para no coger traumas. Y claro, cuando cachorro hacerse adulto, creerse listillo, cuál porteador con Air Nike, y exponerse a hacer el ridículo ante millones de hombres blancos hasta ser el hazmerreir de toda la cadena alimenticia. Mi, si ver a cachorro mío acercarse a patata (poco hervida), mi arremeter hostia a mano abierta para que aprenda. A cachorro le iba a faltar selva para correr…Y así, cachorro mio aprender. Y nunca más hacer el masai innecesariamente.

Pero hombre blanco, ¡¡no!! Hombre blanco decir ¡¡No dar feedback negativo, dejar expresar creatividad y sacar talento!! Y yo decir, ¿qué pasar cuando uno tener menos talento que boñiga de bufalo? ¿Algo habrá que decir, yo pensar, cojones? Por eso, yo decir a hombres blancos que criticar a jueces de Masterchef que ser merienda de leones. Vosotros llevar mucho cuidado próxima vez que pisar zoo… A leones no gustar hombres blancos que no aceptar críticas. Leones gustar hacer con ellos meriendas de relaxing mordisco with pernera de hombre blanco como leche, que no acepta críticas. Estar avisados.

Lo malo, lo peor, ser los hombres blancos que creen que cachorros que cocinan leones-que-comen-gambas-con-cabezas-de-patata-cruda ser putos genios. A esos, si cruzar en camino, no molestarme ni en comer por si pegárseme algo raruno… Mi, sólo pisar columna vertebral y dejar agonizando para que ser comidos por hienas y tertulianos. Vosotros tener jodido problema mental; hacer mirar pronto por hechicero más próximo. De verdad. Tal vez haber comido mono en mal estado o mi no saber, pero estar muy mal de la papaya, creedme.

Os lo dice Rey de la Selva, único animal al que todos los animales respetan y nadie caza, salvo Rey de España. O padre que haber parido. ¡Un respeto y no tocar cojones, hombre ya, que león no estar para tonterias a estas alturas!! Bastante tener, con sobrevivir a inventos de Ferrán Adriá…

leon-metro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s