Polvo en sus zapatos, fuego en su mirada

Tal vez no hayas reparado nunca en ellos. Pero este verano, cuando llegues a tu destino vacacional, Raimundo y N’gende serán unos más de tus vecinos en la costa. Pasarán a tu lado y tú no los verás. Se cruzarán en tu camino y cambiarás de acera con gesto mohíno por su olor corporal. Te pedirán ayuda, con palabras o sin ellas, y tú se la negarás sin escrúpulos. Te sentirás capacitado para juzgarlos, para opinar sobre ellos sin conocerles. Y pensarás para tus adentros cuán afortunado eres por vivir como vives, por tener lo que tienes y por no ser como esa gente rara.

Leer Artículo →