La democracia no es daltónica, dialogar no es hablar

Mi mano derecha me pertenece. No me consta que tenga ninguna intención de tomar las de Villadiego. Ni encuentro razón lógica para que así fuera. Pero aunque lo pretendiera, mi mano se queda donde siempre ha estado; al final de mi brazo derecho. Tengo razones de peso para ello: Mi mano siempre ha pertenecido a... Leer más →

Anuncios

Cuando aprendimos a odiarnos fraternalmente

Hoy, los españolitos andamos entretenidos sacándonos los ojos los unos a los otros; que si éste ha robado mas que yo, que si aquel puede prevaricar menos que yo, que si la culpa es de los que has votado tu, que si pues anda que tu... Pero no siempre fue así, ¿sabes? Quizás no tengas edad... Leer más →

El principio de Irresponsabilidad Ciudadana

En la mayoría de los estados, la figura del máximo representante del estado está protegido de toda responsabilidad por su actuación política. Esto es motivo de queja por parte de los ciudadanos. Pero, ¿son los ciudadanos responsables con su comportamiento y su actitud?

Y sin embargo, se mueve (y 2)

“Y sin embargo, se mueve…” (Galileo Galilei tras verse obligado a abjurar de su teoría del heliocentrismo por el Tribunal de la Santa Inquisición en 1633). En la primera parte de esta entrada (Horror, justo cuando todo el mundo anda proclamando las virtudes de escribir post telegráficos yo voy y escribo no uno, sino dos... Leer más →

Y sin embargo, se mueve (I)

El hombre es un ser social. Desde el mismo día en que descendimos del árbol y pusimos pie a tierra, desmarcándonos de nuestros primos primates, desarrollamos un marcado carácter grupal que evolucionó en complejidad con la llegada del Hombre de Cromagnon y el Neardenthalensis. Ya una vez reconvertidos al formato Homo Sapiens, el sentido grupal... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑