En punto muerto

Estoy en un callejón sin salida. Así de claro. Sin tapujos ni paños calientes. Un maldito callejón sin salida. De esos que te encuentras en las calles de Chicago cuando corres desesperadamente huyendo de una banda de sangrientos gansters sedientos de venganza. Con su tapia de ladrillo rojo al final del camino, sus cubos de... Leer más →

No somos nadie

No es por excusarse, pero puestos a quejarnos, siempre hay quien puede salir parado. O al menos, eso es lo que algunos tienden a pensar...

El último viaje de R. Pérez

Cada noche se abría camino entre cañerías y entablados, atravesando velozmente recónditas sendas ocultas con su trotecillo jovial. Su diminuto cuerpo, semejante a un panecillo esponjoso envuelto en un delicado abrigo de piel cayena, ofrecía un divertido contraste con sus grandes orejotas y el simpático ramillete de bigotes afilados que flanqueaban su rostro. En el centro... Leer más →

Cenicienta tiene un plan

Banda sonora recomendada: Bitch (Meredith Brooks) "Cenicienta tiene un plan: cuando el reloj marque la medianoche se inmolará en brazos del primer príncipe que le ofrezca un zapato de cristal..." En el instante en el que las agujas del reloj se abrazaron fugazmente en la cumbre de la esfera del reloj, en el móvil de... Leer más →

Judas, el del Quinto B

Se conocieron en el curro de ella una gélida noche de agosto. Angustias apuraba su enésima copa de champagne y, escondido en el último sorbo, estaba Judas. Lo suyo fue sexo a primera vista. Él le prometió una vida nueva en un contrato escrito sobre papel de fumar. Ella aceptó porque no sabía leer, y... Leer más →

A un metro bajo tierra

— No te acerques más a mí — le espetó a la cara, poniendo buen cuidado en hacer provisión de odios furibundos — No te conozco, no se quien eres, no te he visto nunca. Así que no te me acerques más y déjame en paz. El vagón del metro quedó sumido en el silencio.... Leer más →

Tu. Yo. Nosotros

TÚ. YO, NOSOTROS. Mentiras que construimos juntos, verdades que ignoramos, sentimientos que nos hieren, sueños que nos atan, suspiros que compartimos, pasiones que nos abren por la mitad, deseos que saben a hiel, lunas que nos mecen, metas que cruzamos, palabras que nos separan, días que no terminan, platos que se rompen, besos que saborear.

Como Tantas Veces

En las contadas ocasiones en las que se cruzaban, ella se aventuraba a preguntarle cómo se encontraba, en un interrogatorio realizado a la ligera a mitad de camino entre la curiosidad más morbosa y la compasión maternal. Él, invariablemente, siempre bajaba la vista al suelo, oteaba en su interior y esculpía rápidamente una respuesta conciliadora,... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑