Tenemos que hablar

Dicho en boca de Marta, aquello sonaba a cruel ironía; si algo sobraba en su vida de pareja, eran palabras. Demasiadas conversaciones, demasiadas llamadas, demasiadas confidencias, demasiadas confesiones, demasiados debates finiquitados con portazos. Adrián tragó saliva y admitió cabizbajo la obviedad. - Hablemos, pues - dijo, mientras se sentaba en su sillón favorito, ya cubierto... Leer más →

Anuncios

Se Vende

Caminando sin rumbo por las calles desiertas de los domingos, a esas horas extrañas en las que hay más confesionarios abiertos que bares de copas amargas, me encontré con un mercadillo de esos que los viejos tanto gustan de recorrer para reconciliarse en sus rincones con los rastros de otros tiempos, que fueron los suyos.... Leer más →

Tu. Yo. Nosotros

TÚ. YO, NOSOTROS. Mentiras que construimos juntos, verdades que ignoramos, sentimientos que nos hieren, sueños que nos atan, suspiros que compartimos, pasiones que nos abren por la mitad, deseos que saben a hiel, lunas que nos mecen, metas que cruzamos, palabras que nos separan, días que no terminan, platos que se rompen, besos que saborear.

Como Tantas Veces

En las contadas ocasiones en las que se cruzaban, ella se aventuraba a preguntarle cómo se encontraba, en un interrogatorio realizado a la ligera a mitad de camino entre la curiosidad más morbosa y la compasión maternal. Él, invariablemente, siempre bajaba la vista al suelo, oteaba en su interior y esculpía rápidamente una respuesta conciliadora,... Leer más →

Dos de Copas

Cuando la noche se desenfoca en su sauna de ginebra barata, los sacerdotes queman en sus altares ofrendas de resina de la risa. El carrusel de la vida acelera su vértigo en espiral Callao arriba y las calles se retuercen y mutan caprichosamente en el laberinto de la oscuridad hasta hallarnos completamente perdidos, como un... Leer más →

Y Campanilla voló

Permitirme que hoy me brinde a ese viejo arte caído en desuso que es contar cuentos. Dejadme que, tan solo por unos momentos, intente trasladaros a un universo diferente donde la verdad es solo un trozo más de la realidad que nos envuelve y la fantasía nos brinda lugares y situaciones que solo se reproducen... Leer más →

Letanías de nuestros tiempos

Malditos sean los pobres de espíritu, que se alimentan solo del dinero que les sobra. Benditos los caídos en desgracia, porque ya no tienen nada más abajo donde caer. Malditos sean los mercenarios profesionales que se dedican a barrenar los sueños del prójimo. Benditos sean los niños porque siguen creyendo que mañana todavía saldrá el... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑