Me aburro (digitalmente hablando)

No se tú, pero yo, es que últimamente me aburro una enormidad cada vez que me meto en redes sociales. Por eso lo hago cada vez menos. Y eso que yo era de los que antes se metía cada cinco minutos, a ver qué se contaba la gente. Pero es que, de un tiempo a... Leer más →

Anuncios

Un ombligo en mi timeline

Por encima de cualquier otra práctica, hay un uso de las redes sociales que está especialmente extendido: mirarse el ombligo. Que no digo yo que sea un mal vicio - a mí al menos se me ocurren peores... - pero sí genera un poco de hartazgo en ocasiones, para que lo vamos a negar. —... Leer más →

Cuando aprendimos a odiarnos fraternalmente

Hoy, los españolitos andamos entretenidos sacándonos los ojos los unos a los otros; que si éste ha robado mas que yo, que si aquel puede prevaricar menos que yo, que si la culpa es de los que has votado tu, que si pues anda que tu... Pero no siempre fue así, ¿sabes? Quizás no tengas edad... Leer más →

Lo que no es un blog

Hagamos un sencillo ejercicio: salgamos a la calle y preguntémosle a 20 personas qué entienden ellas por un blog; seguro que obtendremos 20 respuestas diferentes. Con la tuya y la mía, habremos completado un curioso surtido de formas diferentes de entender este mundo paralelo que conocemos como blogosfera. Aquello de auto-erigirnos en altavoces parlantes con... Leer más →

A los famosos de Twitter tu vida no les importa

O al menos, esto podría deducirse del uso que hacen de esta red social aquellos que cuentan con perfiles más populares. En contra de lo que muchos heavy users de Twitter pudieran/mos pensar, la popularidad de Twitter replica la notoriedad y los usos sociales que sus usuarios muestran fuera del mundo 2.0. Los perfiles mas... Leer más →

Yo me lo guiso, yo me lo retuiteo

Cuenta la leyenda - falsa, como tantas otras leyendas - que, cuando Luis Miguel Dominguin se zumbó - con perdón - a Ava Gardner en un lujoso hotel madrileño en 1954, nada más despertar se vistió rápidamente con intención de salir a la carrera de la habitación. Cuando la diva le preguntó a dónde iba... Leer más →

Ya estamos conectados. ¿Y ahora qué?

Un día cualquiera de 1857, Antonio Meucci puso en marcha su invento, al que llamó teléfrono — hasta que el sinvergüenza de Graham Bell le compró su patente y se apuntó el tanto—. El bueno de Antonio terminó su aparato, se sentó en la silla de su despacho, levantó el auricular y descubrió que no tenía... Leer más →

La red social no es lugar para timidos

En realidad, toda la www es espacio restringido para cobardes, timoratos y, en general, cualquiera que tenga o que piense que tiene algo que ocultar. Internet construye una imagen de tu vida, más o menos ajustada a tu realidad o, al menos, a la realidad que quieres reflejar. Esa imagen es totalmente rastreable, seguible y... Leer más →

En las sombras de la Red viven monstruos

Internet es un mundo infinito y, en sus rincones mas oscuros, habitan monstruos humanos capaces de las mayores aberraciones imaginables. Internet no es sino un reflejo del mundo en el que vivimos. Todo aquello que tiene cabida en nuestra sociedad, también tiene su réplica en la Red, tanto lo bueno como lo malo. Esta es... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑