Adios, atasco de mis días

Pues si, viejo amigo, ya ves. Tras tantos años juntos, por fin ha llegado el duro momento de la despedida. Han sido tantos y tantos momentos compartidos... Bajo la lluvia intensa, bajo el aplastante sol, bajo el hielo resbaladizo o galernas asfixiantes; incluso algún que otro día, bajo la nieve intermitente. Fuera como fuese, tu... Leer más →

Doce

Parece increíble cómo pasa el tiempo. Parece que fuera ayer y, sin embargo, ya han pasado doce años. Recuerdo perfectamente aquel lejano día como si acabara de terminar ahora mismo. Yo estaba pálido por los nervios como nunca y tú esplendorosa como siempre. Los cielos se habían abierto y la lluvia decidió darse una tregua en... Leer más →

Tardes de Domingo

Hoy Sandra se cree un caballo. Relincha, patalea y sale al galope por el pasillo. A Sandra le encantan los animales. Posiblemente, ha debido ver alguna película esta mañana sobre caballos, así que hoy toca ser uno de ellos. Quizás mañana sea un gatito ronroneante y pasado sea un mastín juguetón. Da igual, ella adoptará... Leer más →

Vivimos porque soñamos

Cuando niños, solemos soñar con que algún día ficharemos por el club de fútbol de nuestros amores, con que esa niña de coletas o el chaval de la melena rubia - los mas populares del colegio - terminarán siendo nuestros novios, que nos convertiremos en estrellas de cine o que tendremos un caballo blanco que... Leer más →

Navidad sobre el mantel

Sobre la larga mesa aún permanece el grueso mantel de algodón. Por él no pasan los años. Permanece extendido, como si quisiera aprehender algún rastro de la vida que su superficie ha conocido, mudo testigo de décadas de confidencias, risas y alguna que otra lágrima furtiva. Repartidos a lo largo de su extensión, aún quedan... Leer más →

Cosas en las que creemos

Vivimos según lo que creemos, lo que creen los demás sobre nosotros, y lo que creemos que creen los demás sobre nosotros. Y nos aferramos a estas creencias como el punto de apoyo desde el que pretendemos mover el mundo para que gire a nuestro alrededor. Pero habitualmente no somos conscientes de que, en realidad,... Leer más →

El valor del respeto ajeno

De chaval le daba mucho al baloncesto, una auténtica pasión que los años no han sido capaces de apagar, pese a que nunca se me diera demasiado bien. Por entonces, ser uno de los más altos del equipo era mérito suficiente para jugar de titular en las Ligas Escolares. De hecho, fui titular en casi todos... Leer más →

Mind The Gap

De vez en cuando, a la vida le da por abandonar su monotonía gris para sacarse de la chistera alguna historia capaz de hacernos levitar tres palmos sobre el suelo. Cuando eso sucede, la realidad se nos muestra un millón de veces mas ingeniosa que la mejor ficción jamás inventada por la mente humana. Hoy... Leer más →

La vida es extraña

Mi "bar de la esquina" se llama La Bodega de Aurelio. En él, Aurelio imparte lecciones magistrales de filosofía vital parapetado tras la barra, con su sempiterno mandil que alguna vez aspiró a ser blanco, y su rota vozarrón cazallera rota de noches mal trasnochadas. No hace mucho que me decía muy serio, mientras entrecerraba... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑